Siempre nos despedimos pero nunca nos soltamos.